Me voy atrever a contar esto que me está pasando, que siento  que me  ahogo.
Tengo un hermoso hijo de 3 años. Vivo con su papá, a quien sentía que lo amaba pero veo que el amor no es suficiente.
Me trata pésimo, siempre  somos su última  prioridad. Dice que trabaja para darnos lo mejor pero no es así. Yo solo le pido que le dedique tiempo a nuestro hijo.
Peleamos todo el tiempo y siento mi dignidad y autoestima por el suelo.
Solo me ve como su sirvienta. Dice que no trabajo por pereza, que no hago
nada. Se molesta porque me despierto a las 8 am.
Ya no sé qué mas hacer. Intento todo pero nada funciona. Me esfuerzo por darle una familia a mi hijo (la que no tuve yo porque nunca conocí a mi padre), pero siento que ya es demasiado.
Pero no tengo ni dinero, ni trabajo.
Y me  da mucha pena contarle a mi madre  porque sé que me diría que me separe.
Ella me apoya mucho pero no le quiero decir para no preocuparla ni mostrarme tan vulnerable. Quiero salir adelante  con mi hijo pero no sé cómo.
Laura
—-
Solo cuando el presente es suficientemente doloroso estamos dispuestos a correr el riesgo de cambiar.
—-

Si te parece que la historia puede aportar a otros, compartila.

Si queres contarme la tuya con fotos o sin ellas, hacelo a jotateuno@gmail.com O en forma anónima ingresando a www.juantonelli.com

La ilustración es de @whiterabbitarte