contradiccion, Ideas equivocadas, mandatos, Sin categoría

la Playboy y el Lego

-Pa, puedo comprar esta revista?

-Cuál? La Playboy?, -preguntó el padre entre risas.

Si bien su hijo había señalado una revista que no era erótica, la propuesta de su papá lo encendió. Tanto, que ni se enteró que era una broma. Cómo no le iba a interesar si tenía trece años y los niveles de testosterona estallando?

Continuar leyendo