Aprendizaje, crisis, limites, Sin categoría

el gato por la cola

Mi familia heredó un piano cuando yo tenía once años.Como era inadmisible que no se usara, alguien tenía que aprender a tocarlo. El hilo siempre se corta por lo más delgado, y ese vine a ser yo, el más chico.

Continuar leyendo